miércoles, 12 de diciembre de 2012

Libertad Lamarque: Su último papel... "Carita de ángel".

Enamorada de su trabajo, agradecida por el amor que le demostró su público, Libertad siguió presente en la pantalla. Nunca había querido retirarse y seguía trabajando con el mismo entusiasmo del primer día. Libertad no es considerada una estrella del pasado, sino vigente y contemporánea. Su último gran éxito data del año 2000, con la telenovela "Carita de ángel", una versión de "Papá corazón" escrita por Abel Santa Cruz."El trabajo es parte de mi vida. Si dejo de hacerlo, me agoto. Tengo una propuesta de Televisa, pero esta vez no voy a trabajar tanto", declaró Libertad a propósito de su labor en la serie mexicana "Carita de ángel". En ella interpretaba a una madre superiora: "mi personaje (había dicho la actriz) tendrá una participación especial de sólo dos meses, pero será de suma importancia porque seré a la vez una monja y la directora de un convento". En el capítulo 126 ella ya no trabajó y todo el equipo de la telenovela le rindió un homenaje, como también fueron innumerables los programas que la recordaron como por ejemplo el de Cristina Saralegui.
video

En una entrevista que concedió pocos días antes del 12 de diciembre de 2000, a la revista Nueva, Libertad Lamarque había asegurado que jamás le molestó esa popularidad que le impedía salir a la calle sin ser reconocida. También dijo que no temía "ni un poco" a la muerte. "No me da miedo, porque ni siquiera pienso en ella", afirmó.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que grato resulta ver este reportaje televisado acerca del último trabajo de nuestra admirada y muy querida Libertad Lamarque, ella demostró que como expuse en mi homenaje escrito "La Entrevista en el cielo", en esta fecha 12 de Diciembre de 2010: "inició desde muy pequeña su carrera y como los grandes artistas supo resistir como los árboles, de pie, actuando sin decaer hasta el final". Descanse en Paz la Novia de América. Miguel.

Francisco dijo...

¡Que hermoso recuerdo!
La "Novia de América" será por siempre inolvidable.