martes, 11 de mayo de 2010

Libertad Lamarque "La gran estrella que tuvo América"

por Mirtha Legrand
"Libertad Lamarque era una mujer extraordinaria. Fue una gran artista, precursora del cine, la canción, el tango y la comedia musical. Fue la que abrió los mercados en toda América latina. Nadie la consideraba buena actriz hasta que hizo Puerta cerrada. Ahí la descubrieron. Para mí era maravillosa y me resulta conmovedor que siguiera trabajando a los 92 años. Yo siempre quería hacerle un homenaje porque me parecía que en la Argentina no había tenido el reconocimiento que merecía. Pero ella no quería. ''¡No, gracias!'', me decía.""Además de ser una artista llena de condiciones, era una excelente persona. Nunca hablaba mal de nadie. Ella era muy amiga de mi familia desde que mi marido, Daniel Tinayre, la dirigió en Hello Dolly!. Me acuerdo que llevaba sus perritos a la veterinaria de mi hijo Daniel. Cuando murió, me llamó varios días seguidos. Me llamaba desde México o desde Miami. Sé que últimamente había viajado a Europa y a Francia para un par de homenajes. Hizo los mejores melodramas que se hicieron en la Argentina.""¡Era tan linda! Tenía la piel tan bonita... Y tenía mucho sentido del humor. Como tenía un ojo un poco desviado, se reía cuando le preguntaban si tenía un ojo de vidrio. También le preguntaban si los dientes eran suyos. Libertad tenía la sonrisa más linda que vi en mi vida. A pesar de que era amorosa, tenía fuerte carácter. Era de tomar decisiones drásticas. No era caprichosa, sí muy inteligente. Y sabía de todo: de iluminación, de maquillaje. Cuando viajé a Cuba, mucha gente me preguntaba por ella. Pero Libertad me había dicho que, como vivía en Miami, quizá no era bien recibida allí. Y nunca fue, aunque era muy famosa.""Hay una anécdota que siempre recuerdo. Cuando hacía Hello Dolly! se comía un pollo entero durante la función. Lo comía con la mano y lo hacía tan graciosamente... Después seguía cantando y bailando, como si nada. Libertad Lamarque era una mujer muy íntegra. Tenía un gran sentido de la amistad. Ella debió irse del país por cuestiones políticas y cada vez que volvía algunos no querían recibirla, pero en mi familia siempre le organizábamos comidas. Eso ella nunca lo olvidó. Tenía un gran sentido de la moral: nunca hablaba de sexo y no le gustaba decir malas palabras. Para mí, Libertad Lamarque fue la gran estrella que tuvo América."

Fragmento del programa grabado
el 4 de Diciembre de 1995

video

7 comentarios:

Carlos Aguirre dijo...

La señora Lamarque, aún con el paso del tiempo no dejó de ser maravillosa, única, graciosa, irónica, talentosa. Viva Libertad!!!

Anónimo dijo...

Nunca ví a la maravillosa Libertad Lamarque de cerca pero que más cercanía que la pantalla de cine o la televisión y nunca noté que tuviera un ojo desvíado como comenta aquí la actriz Mirtha Legrand, si algo era bello eran sus preciosos ojos.

Anónimo dijo...

La Señora Mirtha Legrand pinta a Libertad tal cual era, salvo lo del ojo desviado que nunca tuvo; es verdad que cuando era joven existió una leyenda que tenía un ojo de vidrio, que nunca supe de donde salió, pero en realidad ni de vidrio, ni desviado; hermosos los dos, como toda ella.
Francisco Marqués

Andrés López Rina dijo...

Maravillosa la señora Lamarque, como con el paso de los años no ha perdido su calidad interpretativa. Es una verdadera joya, nunca la habia oido cantar "Volver, volver". Saludos.

Daniel Roca Alcázar dijo...

Espléndida Libertad Lamarque cantando a los 87 años y sentidas palabras de Mirtha Legrand. De acuerdo a mis archivos Libertad y Mirtha Legrand se conocieron el 27 de julio de 1941 en la ciudad de Dolores, provincia de Buenos Aires, donde se realizó la avant premiere del film de la diva "Una vez en la vida". En ese momento Libertad ya era la "estrella máxima e indiscutida" y las hermanas Legrand acababan de asomar timidamente al cine argentino. A esa función (existen registros fotográficos de la revista "Radiolandia") acudieron también Luis Aldás, Orestes Caviglia y el productor Mentasti todos involucrados en el film de Libertad. Saludos lamarqueanos.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con la señora Legrand, doña Libertad era muy bella, incluso en su vejez seguia viendose genial y ni hablar de lo linda persona que era. Me da un poco de "resaca" pensar que nunca pude conocerla en persona. Muy de buenas quienes tuvieron el gusto de compartir aunque fuera un instante breve con semejante dama. Saludos, Jackelin Linares, Colombia.

edna dijo...

Yo tuve la dicha de verlas a Liber 2 veces en mi vida y ella era muy linda y muy simpatica nunca se me olvido el saludo que me dio como estas chiquitita y tambien estoy retratada con ella y la verdad sigo todavia siguiendola a traves por net.